sábado, 14 de febrero de 2015

UN ÁNFORA, del LIBRO DE LAS BALADAS

¿De qué barro esta figura
que se alarga y no es humana?
¿Qué brillo de qué mañana
policromó su hermosura?
Si fue remota su hechura
y su condición vencida,
como todo barro olvida,
cualquiera, tarde o temprano,
la alzará -cáliz en mano-
para beberse la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario